Meknes y Mulay Ismail, el versalles de Marruecos. Sangre y gloria


Meknes y Mulay Ismail. Sangre y gloria en Marruecos.

La historia de Marruecos siempre sorprende, sus curiosidades, leyendas y patrimonio nos atrapan como en los cuentos de las mil y una noches. En este artículo descubre sobre la historia de Mulay ismail y la ciudad de Meknes.

Si las murallas de Meknes pudieran transmitir lo ocurrido dentro de ellas nos contarían un relato lleno de excesos, de héroes y villanos, de decapitaciones, concubinas y esclavos cristianos, en suma del rey guerrero, de Mulay Ismail.

Mulay Ismail fue Sultán del imperio marroquí en el siglo XVIII y es conocido por su sed de sangre y su grandeza. Trasladó la capital de Fez a Meknes, ordenó rodear la ciudad con cuarenta kilómetros de murallas y levantó unMausoleo Mulay Ismail, Meknes gigantesco palacio gracias al esfuerzo de la multitud de esclavos obtenidos en su mayoría en los asaltos piratas a barcos europeos.

La tradición oral se hace eco de la fertilidad del dirigente así como de su crueldad, tuvo 888 hijos con 550 esposas oficiales, 4000 concubinas y 342 hijas que mandó estrangular al nacer. Su harén susurraría histórias sangrientas.

Meknes es conocido como «la Versalles de Marruecos» y considerada Patrimonio de la humanidad por la UNESCO desde 1996. Esto se debe a las buenas relaciones que mantuvo Mulay con Luis XIV, El Rey Sol, al ser ambos aliados contra España. El sultán llegó incluso a pedir la mano de una de las hijas del monarca, Ana María de Borbón, que se negó rotundamente pero a cambio , el francés obsequió al alauí con la cesión de ingenieros y arquitectos que pusieron su sello en la ciudad de Meknes, así como una serie de presentes que hoy día aún se pueden contemplar.

Mulay Ismail falleció en 1727 y descansa junto a una de sus esposas y dos de sus hijos en un mausoleo que tiene poco que envidiar a La Alhambra. Este azote de sus enemigos eligió para reposar un enorme palacio cerca de su gran caballeriza con capacidad para 12000 ejemplares o para estar protegido de la venganza de los 36000 esclavos que mandó ejecutar. El Mausoleo es una de las pocas Mezquitas que se pueden visitar al no estar destinada a la oración aunque la tumba propiamente dicha no tiene acceso para los no musulmanes.

Se trata de una construcción elegante por su sencillez y amplitud de espacios vacíos con clásicos azulejos, mosaicos, dibujos en yeso labrado y bóvedas de madera.

Uno de los regalos de Luis XIV fue una colección de relojes que continúan funcionando tras cuatro siglos y que prestan su musicalidad al seguir marcando las horas en el silencio del mausoleo.

Meknes es una de las ciudades que visitamos en nuestra oferta de viaje a Fez desde Sevilla, donde te explicaremos la interesante historia de esta bella ciudad y también de Chaouen y Fez.