Donde comer en Tanger

Donde comer en Tanger

DONDE COMER EN TANGER

En la cosmopolita Tánger, comer supone una delicia. La gran variedad de restaurantes hace que podamos, a través de ellos, realizar un periplo gastronómico por las distintas cocinas del mundo. Hay restaurantes de cocina japonesa (El Otori sushi), tailandesa (Tom Yam ), vietnamita (La Pagode), italiana (Anna y Paolo; La Casa de Italia), española (Mesana, la Casa de España), marroquí (Hammadi, El Nabab), francesa (O Savoir), internacional (Le Morocco club, El club de Golf), marinera (El Dorado, Annajma)…un gran abanico de opciones donde comer en Tánger, para viajar a través del paladar, sin salir de Tánger.

La mayoría de los restaurantes mencionados como ejemplos donde comer en Tánger, ofrecen en su carta alcohol, si bien a precios bastante más elevados de lo que habitualmente pagaremos en España. De media, una cerveza nos costará entre tres y cinco euros, y una botella de vino marroquí (d.o.Meknes) unos 12 a 18 euros, dependiendo de la marca.
La media de precio igualmente variará mucho, dependiendo de nuestra selección. Desde los diez euros que nos puede costar comer pescado frito en el Annajma, o el menú del día en Hammadi, a los veinte o treinta euros que nos puede costar comer en el Mesana o en O Savoir.

Muchos de estos restaurantes donde comer en Tánger, ofrecen menú del día por precios asequibles, más o menos hasta los quince euros por persona, siendo una gran opción para comer en Tánger:

Hammadi, el Morocco Club, el Club de Golf, Annajma…por la noche la cosa cambia, y solo se puede comer a la carta. Por cierto, que es conveniente reservar en la mayoría de los restaurantes mencionados, o puede que nos encontremos la sorpresa de que están completos. A los tangerinos les gusta salir, y en general los restaurantes están llenos, sobre todo los fines de semana.

Os dejo aquí una relación de direcciones y teléfonos de algunos de estos restaurantes donde comer en Tánger, que os facilitarán la tarea de decidir donde comer en Tánger. En la mayoría de ellos conviene reservar mesa, y más si es fin de semana.

Lugares donde comer en Tanger

Hammadi: 2 rue de la Kasbah, +212 5399-34514
Si lo que te gusta es la comida marroquí, aquí encontrarás exquisitos el Tajine de cordero con ciruelas, la pastela, y la harira. También esta muy bueno el cous cous.

El Morocco Club, place au Tabor, +212 539 94 81 39
Cocina singular, con toques innovadores y en un ambiente que varía con las horas del día. Abierto desde el desayuno hasta la hora de las copas nocturnas.

El Dorado, rue 21, rue Allal-ben-Abdallah, +212 5 39 94 33 53
Otro sitio donde comer en Tánger es este restaurante. Famoso por sus pinchitos: carne, solomillo, kefta y sobre todo para mi gusto los más ricos los de kebda (higado).El único restaurante de Tánger que sirve papas a lo pobre.

Anna & Paolo, Avenue Lafayette angle Prince Héritier, +212 539 94 46 17
Riquísima comida casera italiana: canelones, lasagña, raviolis, pizzas y de postre helados hechos con las plantas aromáticas de su propio huerto. Indescriptible el helado de romero o de hierbabuena.

Mesana, Avenida Mohamed VI, Urbanización Bahia Azahar, Malabata, +212 539 301 842. Este restaurante se encuentra en la zona conocida como Kandiski
de reciente apertura en Tánger, con un ambiente moderno, cocina española de calidad, con un arroz de carabineros que quita el sentío.

Casa de Italia, Palais des Institutions Italiennes (Palais Moulay Hafid),+212 0539 93 63 48
En un edificio encantador, a la espalda del Palacio Mulay Hafid, tiene una terraza preciosa y fresca en verano, y cerrada al frío en invierno. Merece la pena ir de noche, pues solo cuando cocinan las pizzas finas y crujientes en su horno de leña. Exquisitas. También muy ricos los calamares fritos (auténticos calamares frescos), la ensalada caprese, o el carpaccio, la pasta a la vongole o el osobuco.. Magníficos chuletones a la fiorentina.

La Pagode, 3 rue El Boussairi, +212 539 938 086
Cocina asiática de gran calidad, un clásico de Tánger. Espectaculares los rollitos de primavera acompañados de cilantro, hierba buena y lechuga, o los tallarines con verduras y carne, el pato lacado, o las pequeñas gambitas rebozadas. El único inconveniente es que cierran muy temprano, tanto a mediodía como a la hora de la cena.
¡Bon appetit!

Viajes en tren a Marruecos