Mercados y zocos en Marruecos

ZOCOS 02.JPGLos zocos en Marruecos

Hoy día, cada pequeña población de Marruecos disfruta de un zoco al menos un día a la semana. Si la población tiene un tamaño mayor tienen dos días de zoco a la semana.

Al zoco acuden agricultores que bajan de las montañas, carniceros, pescaderos y más o menos el mismo tipo de gente que monta puestos en los mercadillos de nuestras ciudades. Es el lugar donde se compra la comida más fresca y todos aquellos productos que no encuentran facilmente en las tiendas. A estos zocos también acuden los peluqueros, dentistas, profetas, futurólogos, escribientes y todo lo que os podáis imaginar.

En las ciudades de Marruecos  el mercado está constituido por un conjunto de zocos, los cuales aparecen siempre alrededor de la mezquita, son un cúmulo de callejuelas donde los artesanos se reúnen por oficios.

En los zocos las tiendas se agrupaban en razón de los productos que vendían y a diferencia de la Europa medieval, no era común que en el piso alto de la tienda viviera el comerciante.

Los productos de lujo y de uso doméstico se situaban más próximos a la mezquita que los artesanales (tintoreros, alfareros, trabajos de metal,...) ya que eran menos molestos. Una parte del zoco estaba reservada al comercio de objetos de importación y de lujo, como metales preciosos, sedas, joyas,... a esta zona se le denominaba alcaicería y se ubicaba en un recinto cerrado que disponía de sus propias puertas.

La unión de los zocos con la mezquita ejerce una poderosa atracción. La mayor parte del tráfico de viandantes que corre por las calles hacia las puertas de la ciudad, se desarrolla en estas zonas

-->