Saber qué ver, qué visitar y qué hacer cuando viaja a Casablanca

Casablanca capital económica y financiera de Marruecos, Casablanca es la ciudad más poblada del país, con más de cinco millones de habitantes.  En la costa oriental de Marruecos, y bañada por el atlántico, Casablanca es una ciudad que vive volcada al mar.

Dar el Beida, es el nombre que recibió en el siglo XVIII, cuando el sultán Mohamed Ben Abadía fundó el primer núcleo de población permanente. Una mezquita, una escuela y un hamman, fueron los primeros edificios de la ciudad, los pilares básicos necesarios para poder vivir en armonía, y en torno a los cuales ya la ciudad no paró de crecer, hasta llegar a ser la gran urbe que es hoy.

Información sobre Casablanca

La Mezquita de Hassan II, la Plaza de las naciones unidas, el barrio de Anfa, la Corniche… son hitos de esta maravillosa ciudad; sus tiendas, restaurantes, club privados, etc, suman un compendio de atracciones que hacen de Casablanca una ciudad cosmopolita.

Aún así, todavía hay algún turista despistado, que sigue buscando a los protagonistas de la película homónima de Michael Curtiz en la ciudad, pues no son muchos los que saben, que Casablanca se rodó con decorados pintados y recreados en plató, en estudios en Florida, y que ni una sola de las imágenes se rodó en Marruecos.

De cualquier forma, podemos dejar vagar la imaginación y sentados en cualquier terraza de la Corniche con una copa en la mano, esperar a que aparezcan Ilsa y Rick, mientras suena de fondo "As time goes by".

¿Qué hacer?

Casablanca tiene tres grandes formas de entenderse, una, urbanita, de gran urbe, de negocios, de trafico caotico, de prisas, etc, otra por la cultura propia y por la idiosincracia de sus gentes y la otra por la cecania del  mar.

Marcando inicialmente la forma urbanita y de gran urbe, no podemos dejar de ver y visitar, en el centro comercial y financiero de la ciudad las dos torres gemelas, llamadas: Twin Center y diseñadas por el Arquitecto Ricardo Bofill Levi, ambas miden 115 metros de altura y cuentan con 28 plantas, son completamente idénticas,y fueron construidas en el año 1998.

En una de ellas podemos encontrar uno de los hoteles más caros y mejor emplazados de la ciudad,el Kenzi Tower Hotel, del que no podemos dejar de visitar su restaurante / bar, en una de las últimas plantas,con unas vistas fascinantes de la ciudad.

A pie de las Twins, tenemos el cruce de dos grandes arterias de la ciudad,la llamada Avenida de Mohamed Zerktouni y la Avenida Al Massira Al Khadra, repletas de las mejores boutiques de la Casablanca.

A la espalda de las Twins uno de los barrios más populares de Casablanca, el llamado barrio de Maarif, un barrio de pequeñas calles, perfectamente reticular y donde la vida y el comercio estan en las calles,no podeis pasar por aqui sin visitar su famosísimo mercado, pequeño, coqueto, con encanto y digno de una parada obligada, junto a el una de las miles de mezquitas o mosquées, llamada El-Andalous, también con su encanto y de colores verde y blanco.

La otra manera de ver la ciudad es desde el punto de vista de su religión y forma de entender la vida, en este sentido,todas las mezquitas o mosquées, quedan polarizadas o sepultadas,por la gran, imponente y majestuosa, Mezquita de Hassan II.

Situada en el Boulevard Sidi Mohammed Ben Abdallah (dirección a Aïn Diab) es el templo más alto del mundo (los láser del minarete de 200 m pueden ser vistos desde varios kilómetros), y es la segunda más grande (después de la mezquita de La Meca).

Esta mezquita está construida en parte, en terreno ganado al mar, esto se debe, porque según el Corán, la silla de Dios esta en parte sobre el agua.

Es capaz de albergar a 105.000 creyentes (80.000 en el patio exterior y 25.000 en sala interior de oraciones).

Es una visita obligada a Casablanca. La entrada cuesta 120 dirhams y sólo se realizan visitas guiadas de una hora de duración. La visita la hacen en tu idioma, hay una visita cada hora desde las nueve de la mañana,  y la última visita es a las 3 de la tarde.

El deporte nacional por excelencia después del futbol,es la contemplación desde cualquier cafetería con un buen té a la menta, para ver pasar el dia o la vida delante de nuestros ojos,segun el tiempo del que se disponga.

Otra visita obligada en Casablanca es a los dos centros comerciales situados al borde del mar, uno muy cerca de la gran mosquée, y de reciente terminación llamado Anfa Place, diseñado por el Arquitecto Britanico Norman Foster, frente a el podemos ver una preciosa mosquée Saudi.

 El otro, y más antiguo,pero más impresionante,lo encontramos también al borde del mar, unos kilómetros más al sur,el llamado Morocco Mall y solo tenemos que decir que es el centro comercial más grande de Africa!!

Entre ambos centros comerciales y siempre a pie de playa, tenemos la llamada Corniche, una ruta llena de club sociales, con piscinas solo para socios, restaurantes, bares, gimnasios y que atrae durante la época estival,toda la vida nocturna de la ciudad,con bares,  pubs, discotecas, etc., todo al borde del mar.

Merece la pena pasar a visitarla, toda la ciudad se encuentra allí.Por la mañana y durante todo el año esta ruta es utilizada por miles de personas practicando  running o simplemente para pasear junto al mar.

Otro lugar curioso para visitar es el morabito de la playa, es una construcción realizada en honor a Abdelhmane, una persona importante de la zona, encima de unas piedras aisladas en medio del mar, cuyo acceso sólo era posible con la marea baja,este lugar posteriormente ha tenido construcciones de menor entidad alrededor,por lo que debido a esto,se ha tenido que realizar un puente para el acceso a las personas que habitan alli con carácter habitual,un lugar curioso sin duda alguna.

Damos un salto hacia el interior de la ciudad, y tenemos la llamada medina, bajo mi punto de vista, una de las peores que he visto, podra llamar la atencion si nunca se visitó ninguna,pero poco mas, una mas de las tantas de cualquier ciudad Arabe y para nada de entidad para una ciudad como Casablanca.

Otra visita obligada es al barrio de Habous, llamado tambien medina nueva, es un lugar eminentemente turístico, pero bastante bonito de ver, donde se mezcla la vida tradicional de las personas y artesanos con una de las partes más turísticas de la ciudad.

No podemos dejar de visitar todos sus rincones, el famoso patio de las aceitunas, repleto de aromas y de color, y subiendo al final casi, encontramos una gran plaza donde poder adquirir en los mercados a pie de calle carne de camello y degustarla en cualquiera de los puestos ambulantes, todo esto, entre humos de parrillas, camiones descargando carnes, niños jugando al balon, turistas y algo de sangre de alguna vaca por el suelo, esto es Marruecos.

 

Junto al barrio de Habous se encuentra el Palacio Real de Casablanca.

 

Existen infinidad de restaurantes y bares en la ciudad pero los dos restaurantes más famosos de la ciudad y uno de ellos mediatico, es el Rick’s café y el restaurante Sqala, este último sobre las antiguas murallas que protegían a la ciudad, de comida tradicional Marroqui, con un muy buen enclave y un patio muy agradable, totalmente recomendable.

Galería Multimedia

-->